martes, 17 de marzo de 2009

Rapsodia en añil

Una botella lanzada al cosmos
una sinécdoque asincopada
la columna vertebral de un verso
el mismo itinerario de palabras.
Tres grandes verbos en pretérito imperfecto
yo amaba
yo temía
yo partía.
Una flor aturdida de tanta primavera
un continente de hembra
y la soledad indecente
con vicios a destiempo
cairel de ágata desgarrando el silencio.
Un instinto de nombrarte
para que no estés lejos
tantos recuerdos y tan mala memoria
sonrisa atemporal, sien milenaria
preludio ante el espejo
de un ave migratoria.

1 comentario:

  1. es demasiado hermoso. que capacidad de emocionar.
    hermoso.
    un beso enorme.

    ResponderEliminar