lunes, 27 de abril de 2009

Atardecer

La tarde se desgaja en naranjas y azules.
Hay recuerdos que también caen al final del día.
Mi vientre gesta una esperanza atardecida
en la urdimbre de inmensos contrastes,
el olor de los jazmines me desgarra
una lágrima viva.

viernes, 24 de abril de 2009

La novia

Ella era suave y hermosa
contaba a veces el abuelo
cuando las noches comenzaban a ser frías
y buscaba cobijo en el recuerdo.

El alma le bailaba en las pupilas
porque ella era suave y hermosa
el amor sólo era dar la mano
y no necesitaba palabras ni rosas.

Que lejos queda ahora el pueblo
los años de trabajos y otras cosas
pero en la sonrisa vuelve a ser niño
cada vez que ella es suave y hermosa.