viernes, 3 de diciembre de 2010

Inmigrante

Anónima
una sombra más
en el millón de sombras
fundida con ellas,
nada me define
nadie me distingue
en este colectivo
que se pisa sin culpas
ni respuestas
y hace frío…

Pero si yo sueño
y creo y soy
o era…

…tal vez era
un dígito de números redondos
en las nóminas mensuales
o un murmullo, pero tenía voz
y un pedacito de cielo,
mi sombra habitaba
ciudades y charcos
y era mi sombra

Pero si yo sueño
y creo y soy!
Yo tengo un nombre!
Pero hoy no.
Acá no.